lunes, 12 de enero de 2009

Guía práctica de ahorro de costes y de problemas en Ofimática Convencional (Cómo vivir sin Windows)

Muchos ordenadores se utilizan en la actualidad para funciones básicas de creación-interpretación de documentos, comunicaciones (internet, correo electrónico, videoconferencia,...) y muchas más aplicaciones. Ordenadores de todos los tamaños, desde el recién aparecido micro-portátil, por llamarlo de alguna forma, pasando por el portátil, el equipo convencional de sobremesa y los nuevos ordenadores-televisión digital.
Y mucha gente piensa que es imprescindible trabajar con un sistema operativo Windows. Pero no es así. Podemos prescindir totalmente de Windows. Existen varias posibilidades según las necesidades (Mac, Unix, Solaris, Linux,...) pero para probar yo recomiendo comenzar con Linux, entre otras cosas por el coste, ya comienzas ahorrándote un dinero de la licencia del sistema operativo. En Windows será de 100 a 150 € dependiendo del tipo de XP o Vista que elijas (Home o Profesional-Bussines). En el caso de Mac a partir de 100 € también.
Pero no sólo es el sistema operativo. Necesitas aplicaciones adicionales para gestionar tus datos. En Linux podemos utilizar muchísimos programas con licencia GNU, es decir, gratis y libre.
Pero tenemos unas cuantas distribuciones Linux para escoger. Dependiendo del tipo de ordenador y de nuestras necesidades podemos usar una u otra distribución de Linux. Yo personalmente recomiendo Ubuntu, Fedora, Mandriva,... Si tienes poca experiencia lo mejor es comenzar con Ubuntu. Es muy fácil de instalar y además sabe convivir muy bien con Windows si lo que deseas es seguir manteniendo ese problemático proyecto continuo de sistema.
Comenzar. Elegir la “distro” del sistema operativo.
Si ya has elegido qué distribución vas a usar, por ejemplo Ubuntu debes averiguar qué tipo de máquina tienes, esencialmente si es de 32 bits o de 64 bits. Si no lo tienes claro después de indagar por las webs de tu fabricante pregunta a tu proveedor o simplemente utiliza la distribución de 32 bits.
Puedes conseguir una “distro” de dos formas:
a) Con una revista Linux. Por ejemplo Linux Magazine, Mundo Linux, Todo Linux o Linux+ que suelen traer con su número mensual siempre un cd o dvd con una distribución. Comprueba si es Ubuntu. Por ejemplo, en el último número de Linux Magazine (44) que aún se puede encontrar en las librerías viene con un dvd a dos caras con las versiones de 32 y 64 bits respectivamente del Ubuntu 8.10 (Intrepid Ibex).
b) Descargando de una web, por ejemplo:
http://www.guia-ubuntu.org/index.php?title=Descargar_Ubuntu. Es esta te aparecen todas las versiones más habituales. También puedes acceder a la web oficial de Ubuntu: http://www.ubuntu.com/ (está en inglés).
Los dos entornos gráficos de escritorio más usados son: GNOME y KDE. Ambos son extraordinarios y depende de gustos.

Instalación del sistema

Si deseamos implementar nuestro sistema Ubuntu en el ordenador coexistiendo con Windows se recomienda tener instalado previamente Windows. Ubuntu se adapta perfectamente en la instalación pero Windows no está educado para compartir.

¿Sin antivirus?

Otro problema menos. En Linux no hay problemas con los virus. Pero si queremos seguir utilizando un sistema antivirus por la inercia que tenemos de Windows podemos bajarnos uno: ClamAV, que por cierto también lo hay para Windows.

¿Y qué pasa con el Office?

Pues problema resuelto. Tenemos el Open Office de Sun MicroSystems. Una suite estupenda y muy completa. Habremos visto su anuncio en la descarga de Firefox. Suele venir instalada ya en las “distros” de Ubuntu, pero siempre se puede descargar desde la web http://es.openoffice.org incluso para otros sistemas además de Linux como Windows, OSX, FreeBSD. Es totalmente compatible con todos los formatos de Microsoft Office.

¿Y el Explorer?

Lo mejor que puedes hacer con el Explorer es olvidarlo. Como que no existe o que nunca ha existido. Sólo ha originado conflictos de seguridad y de incompatibilidad. No es estándar y no lo quiere ser. Ni siquiera cumple con el modelo de caja básico que le hace incompatible con CSS. Tienes varios navegadores muchísimo más capaces y completos que él. Por ejemplo el famoso Firefox que ya te viene con Ubuntu, pero también puedes optar a otros como Opera, desde http://www.opera.com/ (también además de Ubuntu para Windows, Macintosh, PocketPC). Si estás con entorno KDE te viene también el Konqueror incluido. También puedes usar Arora, Epiphany, Galeon, Seamonkey, Dillo, Kazehakase, Midori, Netsurf. Para que digan que no hay opciones. Lo extraño es que aún haya gente usando el Explorer 6 por ejemplo.
De todas formas si eres súper masoquista y quieres seguir usando el Explorer o eres un adepto a la manzana y sólo usas Safari, siempre los puedes usar mediante la herramienta wine. Esta herramienta es un emulador Windows.

¿Y el correo del Outlook?

Pues que buenos gestores de correo electrónico es lo que le sobran a Linux. Si quieres usar una suite completa te aconsejo Evolution (con Correo, Contactos, Calendarios, Tareas, Notas). Ya viene cargado en Ubuntu y es muy completo, pero puedes tener otras aplicaciones para gestionar el correo como Thunderbird de Mozilla (http://www.mozilla-europe.org/es/products/thunderbird/) y otros más que puedes instalar desde Ubuntu desde Aplicaciones, Añadir y quitar, Internet, como Balsa, si quieres un gestor muy sencillo y básico, Claws Mail, Notificador Gmail, Prism for Google Mail, cGmail, Kmail, Mailody, Seamonkey compositor de correo, ...
No olvides que puedes importar los contactos que ya tienes creados en el Outlook.

¿Hay más aplicaciones?

Por supuesto. Muchísimas más. Vienen estructuradas por apartados. Por ejemplo en Accesorios hay Capturador de pantalla, Calculadora, Gestor de contraseñas, Notas,...
En Gráficos, el maravilloso editor GIMP (no tiene nada que envidiar al Photoshop), Xsane para escanear, F-Spot Gestor de fotos, Draw de OpenOffice, Gwenview (gestor sencillo de imágenes),...
En el apartado de Internet además de navegadores y gestores de correo tienes, entre otras:
Si usas Skype para llamar por videoconferencia, aMSN, Kmess (Messenger para Linux), aMule, cliente de descarga de BitTorrent, Ktorrent, Lector de Noticias Blam, Chatzilla (IRC Chat), Softphone, Kphone, Linphone (para hablar con otras personas a través de Internet), Eva, Kopete(mensajería instantánea), FTP, gFTP, Radar wifi, Wirless asistant,etc.
Y muchas más de todo tipo en apartados como Oficina, Programación, Sonido y video, Accesibilidad, Herramientas del sistema. En “Lugares” se encuentra todo lo que necesitas almacenar en tu equipo totalmente estructurado, y en el apartado “Sistema” apartados suficientes para organizar tu equipo como quieras y un apartado de Ayuda y Soporte muy completos por si te pierdes en algún momento.

Documentación y Talleres

Si quieres aprender un poco más siempre tienes libros sobre Ubuntu en cualquier librería técnica. Puedes descargarte de Internet tutoriales y en los foros te encuentras soluciones a cualquier problema que puedas tener.
También existen cursos y talleres por toda la geografía española, si bien en las grandes ciudades siempre hay más posibilidades como la “Install Party” que se organiza este mes de Enero en Madrid el 24 de Enero en el Polideportivo Municipal de Chapinería. Un gran ejemplo de iniciativa educativa basada en el uso de aplicaciones Open Source, a la que te puedes apuntar en esta web: http://etlared.chapired.com.

Conclusiones

Como persona que practicas el Trabajo Autónomo, quieres evitar costes siempre que puedas, no perder tiempo y tener los menos problemas posibles. Con la Informática sé que a veces tu equipo tarda mucho en arrancar, porque Windows es muy lento, y justo cuando ya arranca el sistema se dispara el antivirus, y además se pone a actualizarse en ese momento, y pierdes los nervios porque tienes que imprimir ese presupuesto urgentemente y justo cuando ya desesperado has pulsado varias veces en el icono del Word se te abren varias ventanas simultáneamente y cierras algunas y te aparece un mensaje de Microsoft que ha habido un error grave, que si lo quieres enviar, y tú te preguntas ¿para qué? Y te desesperas aún más y le echas maldiciones a la informática, que ya estamos en el siglo XXI y nos habían “vendido” otra cosa, que todo sería más sencillo y usable, pero hay aplicaciones que llevan ocho años sin moverse. Pues modernízate, prueba el software libre. Te ahorras dinero y siempre lo puedes probar sin riesgos. Instala en tu equipo Ubuntu y deja también el Windows. Arranca en uno u otro y trabaja con los dos, así te darás cuenta de qué sistema aprovecha mejor los recursos de tu máquina, cuál es más rápido, más fiable, más seguro, en definitiva, cuál te ayuda a ser más productivo y cuál te hace perder más tiempo.

Nota: este artículo será publicado en la revista mensual "Solos" de tirada nacional que publica UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos)

1 comentario:

ocioslax dijo...

Me gustó tu entrada. Y felicitaciones por la publicación.
Linux es un excelente sistema operativo, bastante estable si el administrador así lo desea al igual que bastante seguro. Yo también lo recomiendo, pero te debe pasar lo mismo que a mí (o quizás me ocurra porque soy de latinoamérica) que me miran y me dicen: "Linux? qué es eso?".
En lo personal me resulta más fácil utilizar el sistema del pingüino que la ventana. Debe ser por costumbre o porque estudio informática.

Muchas felicitaciones.