miércoles, 11 de noviembre de 2009

Los muros invisibles


Muchos celebran la caída de muros de hormigón e intentan levantar al mismo tiempo otros aún más resistentes, aunque no se ven. Nos encontramos cada día con muros que separan a los ciudadanos del mundo. Unos están construidos con la religión, con las razas, otros con el poder económico, otros con el poder político, incluso los hay basados en el lenguaje (y si no echemos un vistazo a lo que pasó ayer en el parlamento catalán con los dos traductores que pusieron de una forma estúpida cuando todos los presentes -incluidos los representantes americanos- hablaban español perfectamente siendo este uno de los dos idiomas oficiales) y ahora también quieren poner muros en Internet. Y el incauto de mí diciendo por ahí que “el software libre es el primer paso del Conocimiento Solidario”, entendiendo este como una sociedad del conocimiento donde el conocimiento sea el hilo conductor de la solidaridad entre los pueblos.


Ahora nos quieren acotar Internet, es decir, quieren MATAR Internet.
El Capitalismo (o neoliberalismo, o incluso en algunos casos simplemente el regreso del liberalismo decimonónico) se pasea con desfachatez por Europa y por el mundo y no quiere solidaridad y menos del conocimiento, que es una de las bases del poder económico en la actualidad. Quien tiene la información tiene el poder, y por tanto el dinero, único y principal dios de esta religión. El reparto de la riqueza es muy sencillo pero muy injusto, deja sin nada a demasiada gente fuera del club.


La participación ciudadana en la política se hace cada vez más necesaria y la información es la base de la evolución de los pueblos. En este sentido Internet es una herramienta que se está consolidando como magnífica y muy eficaz en estos procesos.


Pero Internet puede ser muy negativa para los intereses económicos de muchas multinacionales que quieren seguir controlando los mercados como hasta ahora, con beneficios desorbitados. Así que ya han puesto a trabajar a sus esbirros mejor pagados a diseñar los mejores y más fuertes muros para defender la fortaleza de sus intereses. Y lo hacen en un momento en que Europa está dividida, en plena incertidumbre de su futuro entre la apatía de sus ciudadanos, en el momento de la peor imagen de la política. Y USA ha apostado por un cambio que no acaba de consolidarse con hechos reales, sólo con la esperanza, quizás porque es demasiado lo que tienen que cambiar ya.


O despertamos los ciudadanos de este sueño de unos años de bonanza económica ficticia, o cuando nos despierten estaremos casi todos rodeados de muros... invisibles.

2 comentarios:

Cid dijo...

Ciertamente, los movimientos hacia el streaming tanto en video (youtube) como audio (spotify o el proximo servicio de M$) asi como la proliferacion por parte de los fabricantes de soft con iniciativas como Chrome OS y Azure por ejemplo son esfuerzos para conducir al usuario a pagar alquileres e impedir el intercambio pero tambien para imponer y sino al tiempo tarifas libres y peligrosas si unas pocas empresas tienen situacion dominante del mercado.

FLORISTERIA LA PLAZA dijo...

ya lo dijo Calderon "la vida es sueño y los sueños, sueños son"

Estoy de acuerdo contigo.
Que no te decepcione mucho ni la gente ni la vida.
suerte.