martes, 13 de marzo de 2012

Actualiza tu web o elimínala


Web operativa desde el 2007 sin cambios
Hace años el desarrollo de “páginas web” estaba en manos de los diseñadores de imagen. Utilizaban tablas, colocaban unas cuantas imágenes, acompañaban con textos utilizando marcos, y ¡voilà! En muy pocas horas tenían el producto, muy aparente, pero muy poco efectivo. Eran webs casi todas estáticas (aunque algunos pensaban que por moverse las imágenes eran dinámicas :), presenciales, con un gran problema para actualizar. Los autores tenían que hacerlo casi siempre. El marcado era desastroso. Si Vd. tiene una de esas de hace más o menos 5 años (aunque aún hay diseñadores que siguen trabajando así porque no han sido capaces de aprender a programar) verá que su web aparece muy olvidada por los buscadores, y es que la penalizan hasta tal punto que ni aparece en portada cuando busca su propio nombre de dominio.
En unos años todo ha cambiado por completo. Todo se realiza por código. Tanto el PHP de lado del servidor como el Javascript del lado del cliente tienen ahora casi todo el soporte del tratamiento de la información de lo que se ha dado en llamar web 2.0. Por otro lado la evolución en el marcado con el nuevo lenguajes HTML5 y la implantación del pseudo-lenguaje CSS3 han determinado ya la obligación de separar el código de los estilos, y todos estos de la información que se suele estructurar en bases de datos.
Pero si piensa que esto va a durar se equivoca. Por un lado las bases de datos están experimentando una profundo cambio, tanto que las nuevas ya se llaman No Relacionales (MongoDB, Cassandra, CouchDB, Hypertable,...), es decir, niegan totalmente la estructura de las anteriores, de hecho también se llaman vulgarmente NoSQL.
Además la extensa utilización de dispositivos móviles obligan a que nuestra web esté preparada para visualizarse correctamente en smartphones, tablets, etc. y este entorno está en constante cambio.
Por otro lado, el aliciente de complementar los sitios web con la gestión del propio negocio a través de “la nube” está provocando la aparición de un buen número de herramientas y librerías como Node.js. Estas técnicas aumentan tanto la productividad y ahorran tantos costes (teletrabajo) que todas las empresas se están lanzando a esta evolución, y esto no sólo es para las grandes empresas sino para los autónomos, asociaciones, entidades de todo tipo, porque ahora todos los productos más innovadores son escalables y basados en software libre lo cual ha abaratado muchísimo los costes.
Así que piense qué es lo que tiene. Indague por la red y súbase al carro de la evolución si quiere a su empresa/organización, y siempre piense que cualquier solución debe basarse en software libre si quiere independencia, actualización e innovación.
Es posible en estos momentos que su web corporativa ya sea ridícula. En ese caso es mejor que la anule si no es capaz de actualizarla. Una visión paupérrima de su empresa es más nefasta aún que no estar en Internet.
Rechace los consejos de los aficionados. Tener su espacio web al día requiere más que nunca el trabajo de un profesional que demuestre estar al día y que ame el código.
“El futuro está escrito en líneas de código”, Rasmus Lerdorf (creador PHP). “El código es poesía”, WordPress

Últimamente he tomado dos ciudades y he analizado unas 600 webs realizadas por la misma empresa en los últimos siete años. Casi todas están hechas con el mismo patrón cambiando colores, imágenes y textos. Casi todas están desactualizadas porque utilizan un gestor de contenido poco operativo, difícil y engorroso. Están pagando un dinero para nada. Cambiar ahora es sencillo, sobre todo con el nuevo servicio webserving.

1 comentario:

Unknown dijo...

Esto es un soplo de aire fresco para los que nos dedicamos al desarrollo Web. Gracias.

Ahora solo queda el largo camino, en el que los clientes/jefes piensen lo mismo.