Actualidad

Loading...

lunes, 25 de junio de 2012

¿Un chico con futuro? "My future is now"

Después de una etapa muy dura de casi cuatro años en los que Luis Iván Cuende, mi hijo, ha estado desarrollando código sin descanso he podido comprobar cómo se iba afianzando una personalidad muy especial con un enorme equilibrio entre los ideales y la realidad cotidiana. Con una enorme humanidad que deja fluir una generosidad constante con todas aquellas personas que se le acercan en son de paz. Aprendiendo de todo y de todos, con una enorme capacidad de aprendizaje y de autonomía, hoy es un experto autodidacta al que no se le pone nada por delante y tiene una creciente capacidad de comunicación que le ha abierto muchas puertas.
Hasta aquí, todo lo que he dicho podría decirlo cualquier padre de su hijo, normal, pero cuando Luis Iván salió de Asturias comenzó su carrera de éxito y a una velocidad vertiginosa y si analizamos los dos últimos meses comprobaremos que este chico tiene un presente apasionante.
Desde su primera aparición en un evento importante (Caja Mágica, Madrid, Campus Party Europa) hasta hoy ha tenido encuentros importantes que le han marcado personal y profesionalmente. Allí conoció a Rasmus Lerdord ("El futuro está escrito en líneas de código"), y aunque fugaz, ya fué un primer impacto. Pero hay personas que han ido influyendo en él de forma yo diría que casi persistente.
Una de ellas y quizás la más importante es Jon "maddog" Hall quien le ha influido y lo hace en su continua y fructífera relación y ya les hemos podido ver juntos en un escenario en eventos importantes (Valencia 2011, Montevideo 2012). En el año 2011 Foro Impulsa fué una experiencia muy impactante. Allí conoció a gente importante muy relacionada con su actividad profesional como Tariq Krim o Pau García-Milá (ya le conocía fugazmente de la Campus Party Europa). Con sus quince años participó en los talleres con compañeros/as de 18 para arriba y durante dos días se empapó de emprendimiento, acompañado de otro de sus primeros mentores (José Manuel Pérez "Pericles") y allí conoció también a Antonella Broglia quien le invitó luego a participar en el primer TedXYouthMadrid.
Pero sin duda el evento que marcó su rumbo fué HackNow. Ganar la primera edición no sólo le permitió ser considerado como el mejor hacker europeo menor de 18 años, sino que le proporcionó unos medios materiales importantes que aplicaría luego en la creación de su primera empresa con su socio Alberto Elías (Holalabs), y un gran prestigio internacional. El poder presentar su proyecto en HackFwd Buil 07 fué su gran regalo y en el evento conoció a gente sumamente importante del sector de emprendimiento tecnológico europeo y americano, entre ellos a Lars Hinrichs con quien ya se ha visto varias veces en Alemania y España.  Ha habido mucha gente importante más en el recorrido y también gente mucho más humilde como sus profesores en el centro educativo donde estudia o yo mismo que junto con su madre lo mejor que hemos podido hacer es darle toda la libertad que necesita todo emprendedor para poder volar, como recientemente decía en RedInnova la madre de Martin Varsavsky, uno de los emprendedores con más talento de los que habitan en España, al que por cierto hay que agradecer su generosidad al invitar a Luis Iván y Alberto a su finca de Menorca estos últimos días para participar en Menorca Tech Talk 2012.
En San Francisco ya se habla de las nuevas Rock Starts del mundo del código. Luis Iván acabará allá seguramente porque como decía Carlos Barrabés recientemente, talento llama a talento y en Sillicon Valley se encuentra la mayor agrupación de talento del mundo.
Si analizamos los dos últimos meses podemos encontrar a Luis Iván en Madrid hablando de emprendimiento, en el "Desafío Emprende", enormaln  Montevideo hablando de software libre, en la I Conferencia Internacional de Software Libre y Código Abierto, "Avanza 2012",  en Madrid nuevamente hablando de educación en el evento "Enrrollados con la innovación y la participación ciudadana" , en Oviedo hablando de "Cloud Computing" en el evento XI Congreso Ciberciudadano, unos días después en Berlín, en PitchinBerlin presentando junto con su socio a su empresa Holalabs (finalista en dicho certamen) en HackFwd Build 10, nuevamente en Madrid en RedInnova. En estos momentos, mientras escribo este artículo Luis Iván está viniendo desde Menorca, de participar en el Menorca Tech Talk 2012, un evento muy especial donde se han congregado emprendedores de éxito de todo el mundo. En los próximos días veremos de nuevo a Luis Iván en el Foro Impulsa en Girona (para el que fué promovido como finalista a los premios de este año) y la primera semana de Julio la pasará entera en Segovia en la Conferencia Mundial de alumnos del IB donde impartirá un taller junto con Joao Scarpelini el día 4. También le podremos ver este verano como ponente en un muy importante evento europeo a celebrar en Berlin.
En estos últimos dos meses, además de viajar como he relatado se ha enfrentado a exámenes de Primero de Bachillerato y el lanzamiento de HolaIO y de HolaDesk (actualmente).
Otra noticia es que ha aprobado todo el curso con cuatro sobresalientes, tres notables, dos bien y un Suficiente (no soporta la Química, ni maldita la falta que le hace para la Ingeniería del Software). Así que no le hagan mucho caso cuando dice que "catea". Como cualquier persona medianamente inteligente está totalmente en contra de un Sistema Educativo totalmente erróneo y desfasado.
Todo un derroche para un chico de 16 años que cada día lo entrega todo, como si fuese el último de su vida. De su pasión se alimentan otros seres como yo mismo. Todo un referente. Hace unos días decía Pau García Milá en el programa de "La Nube" : "a mí me dan miedo estos chicos de 15 años, porque cuando tengan 23 ¿qué harán?".
Y yo le diría a Pau (con quien he tenido el placer de tener alguna conversación a solas en Valencia el año pasado) que no tenga miedo, porque cuando Luis Iván tenga 23, él tendrá, creo que 31 y es posible que colaboren en proyectos que cambien la forma de pensar de muchos jóvenes que actualmente sólo aspiran al éxito sin contar con el enorme trabajo de cada día y el derroche necesario de pasión por aquello que ilumina tu vida, con la humildad necesaria de un sabio.